Las enfermedades zoonóticas (como la COVID-19), son aquellas en las que se transmiten microorganismos patógenos entre animales y humanos. En los últimos tiempos 3 de cada 4 nuevas enfermedades infecciosas en humanos provienen de animales, esto se debe a que por alguna razón el humano entra en contacto con patógenos que originalmente no lo infectaba. Una de las razones más importantes por las que el hombre se ve expuesto a dichas enfermedades es la destrucción del medio ambiente y los ecosistemas; en otras palabras, mantener un ecosistema en equilibrio en cuanto a diversidad de especies permite que los potenciales patógenos, que habitan esa diversidad de hospederos, se queden ahí. Tener ecosistemas conservados donde se mantenga una alta diversidad de especies, reduce la probabilidad de nuevos hospederos competentes y por lo tanto protege en cierta medida a las poblaciones humanas.

Autor: Efraín Rincón

IR AL ARTÍCULO